Zion y Lennox ...recordando

Félix Ortiz (Zion) y Gabriel Pizarro (Lennox) nacieron y se criaron en la ciudad puertorriqueña de Carolina, el caldo de cultivo donde entró en ebullición la mezcla de reggae panameño y dembow jamaicano que dio lugar al reguetón.

«Muchas de las estrellas del género vivíamos allí cuando éramos niños, y nos conocíamos entre nosotros», recuerda Lennox

Quizá sea por eso por lo que, a pesar de su estética agresiva y chulesca, en este movimiento musical predomine la camaradería entre artistas, al contrario de lo que sucedió, por ejemplo, durante los años del boom del gangsta-rap.

«Los primeros años del reguetón en Carolina eran muy underground y había que ir a sitios un poco peligrosos para escucharlo.

Pero nunca ha habido rivalidad insana entre los músicos, y yo creo que eso tuvo bastante que ver con el hecho de que enseguida se convirtiera en una música de todo el pueblo», asegura Zion.

A pesar de tener una trayectoria musical de más de quince años sólo cuentan con tres discos en su haber, un ritmo realmente bajo que se debe a ciertos problemas con la industria.

«Estuvimos seis años sin poder publicar ninguna producción, por un problema con el contrato con nuestro anterior sello.

Tuvimos que luchar muy duro para obtener nuestra libertad, hasta que en 2015 pudimos firmar con Warner», cuenta Lennox. «Sí, todo ese tiempo nos mantuvimos dando conciertos exclusivamente», añade su compañero.